Compresores (Tercera y última parte)

Por: Ing. Carlos Ríos Zúñiga

Bueno pues lo prometido es deuda y nos vamos con el tercer y último post enfocado a los compresores. Me da gusto escuchar muy buenos resultados en las mezclas de algunos que ya están aplicando estos conocimientos. Lo que hoy vamos a abordar serán algunas de las técnicas de forma detallada para que tengas a la mano cada uno de sus pasos, sin más comencemos:
COMPRESIÓN MUSICAL

La técnica de compresión que utilizaremos siempre irá de la mano del concepto sonoro y de la impresión que deseemos obtener. Ejemplo:

Si deseamos una base rítmica explosiva.

¿Qué tipo de compresor según su método de reducción de ganancia me puede dar esa cualidad?
Respuesta: UREI 1176LN FET COMPRESSOR

¿Qué valores de threshold y ratio vamos a utilizar para definir la intensidad del proceso?
Respuesta: Se recomienda iniciar con un ratio de 2:1 en los compresores que se pueda manipular este parámetro.

A continuación se determinará el nivel de threshold o el nivel de entrada del compresor en el punto donde obtengamos una reducción mínima de entre 1 a 3 dBu en los pasajes menos intensos de nuestra señal.

¿Cuáles son los valores de “attack” y “reléase” para pulir el efecto final que deseamos?
Respuesta: Hay que tener en claro que entre más rápidos sean estos valores más agresiva será la compresión y sus efectos, y entre más lentos serán menos notables.
Te recomiendo que siempre empieces con los valores más rápidos y gradualmente comiences a soltar el “attack”. En seguida continua con el “release”.
El resultado que debes de buscar con tu compresión siempre será de enriquecimiento, ya sea la solidez, la agresividad y sin duda alguna la integración, si notas que se demerito tu señal regresa a calibrar el “attack” y el “reléase” y si aún no obtienes un buen resultado cambia de compresor.

Esta técnica es cien por ciento musical así que te funcionará con todo tipo de instrumentos.
COMPRESIÓN PARALELA

Esta es una excelente técnica poco conocida pero muy efectiva para incrementar el rango RMS de nuestras señales, dicho en otras palabras, sirve para engordar el sonido y subir los pasajes suaves sin alterar o reducir a los pasajes altos.

Comúnmente manejamos lo que es la compresión descendente, esto significa que vamos haciendo reducciones de aquellos pasajes o transientes más altos. Debido a este proceso obtenemos una coloración o distorsión que en ocasiones no deseamos. La compresión paralela nos permite incrementar la solidez y agresividad de nuestras señales sin tener dichos efectos secundarios.

El procedimiento consiste en duplicar una audio señal y en la copia aplicar un compresor con los siguientes parámetros:

  • Threshold de -50dBFs
  • Attack y Release: lo más rápido posible
  • Ratio de 2:1 a 3:1

Con estos parámetros obtendremos como resultado un “concentrado” RMS de la audio señal, eliminando la posibilidad de que existiera un valor pico.

En seguida realizaremos la mezcla de nuestra señal original con la copia ajustando la ganancia de salida de la copia hasta el punto deseado. La clave en la combinación de estas dos señales es la de colocar la señal con sobre-compresión en un punto en donde que sea imperceptible su efecto de sobre-compresión pero que si sea perceptible su efecto de incremento de ganancia.

Este tipo de compresión puede ser utilizada de manera multibanda para reforzar un rango específico sin alterar a otros. Es muy recomendable utilizar compresores FET y VCA´s para esta técnica ya que son de los más rápidos en manejar los tiempos de ataque y soltura.
COMPRESION BROADCAST (AGRESIVA)

Esta es una excelente compresión y se utiliza en donde se busca una señal de audio constante resaltando el cuerpo del instrumento y limitando todos transientes a un solo nivel.

  1. Se definen los niveles máximos y mínimos de la señal completa para determinar cuánto es lo que fluctúa dicha señal.
  2. Se retroceden 3 decibeles por debajo del nivel mínimo para definir lo que es el nivel del threshold a partir del cual el compresor comenzará a trabajar.
  3. Se hace una suma de cuantos decibeles existen totales desde el nivel threshold hasta el máximo, para determinar cuántos decibeles leerá el compresor a la entrada.
  4. En seguida se dividirán los decibeles totales que existen entre el nivel threshold y máximo(dB IN), por los decibeles que se retrocedieron desde el nivel mínimo (que en este caso fueron 3dB OUT), para poder definir lo que es el Radio de la compresión.
  5. Estos 3 decibeles prácticamente son el resultado que se obtendría de la compresión, por lo que se les sumarán al nivel de threshold para definir el nuevo nivel al cual llegará la señal.
  6. A este nuevo nivel denominado Nuevo nivel Máximo se le sumarán los decibeles necesarios para poder obtener el nivel operacional deseado, a este procedimiento se le denomina makeup.

Bueno queridos amigos hemos llegado al final de estos post, fue un placer poder compartir con ustedes un poco de lo que se ve internamente en nuestra institución esperando haberles servido en este camino del audio profesional. Les deseo grandes experiencias y un éxito en sus carreras.

Anuncios